TRATO DE PALABRA CONTRA PALABRA

Todo lider que interviene en uno o más conflictos entre hermanos, debe saber que en ese momento está representando a Dios mismo en el asunto.

Por la tanto la regla que usará y a la cual se debe ajustar la conducta y las acciones es y siempre serán Las Sagradas Escrituras.  Ya en el Antiguo Testamento se les advertía a esos líderes:

 2  Crónicas  19:6  Y dijo a los jueces: Mirad lo que hacéis; porque no juzgáis en lugar de hombre, sino en lugar de Jehová, el cual está con vosotros cuando juzgáis.

2Cr 19:7  Sea, pues, con vosotros el temor de Jehová; mirad lo que hacéis, porque con Jehová nuestro Dios no hay injusticia, ni acepción de personas, ni admisión de cohecho.

No vale la acusación de palabra contra palabra:

Deuteronomio 19:15  No se tomará en cuenta a un solo testigo contra ninguno en cualquier delito ni en cualquier pecado, en relación con cualquiera ofensa cometida. Sólo por el testimonio de dos o tres testigos se mantendrá la acusación.

 

Jesús advertía esto a sus oyentes:

  1. Mateo 18:15 Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano.
  2. Mateo 18:16 Más si no te oyere, toma aún contigo a uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra.
  3. Mateo 18:17 Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y publicano.

 

  1. Pablo corrigiendo a los corintios les decía:

1ª Corintios  6:2  ¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo? Y si el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿sois indignos de juzgar cosas muy pequeñas?

1ª Corintios  6:3  ¿O no sabéis que hemos de juzgar a los ángeles? ¿Cuánto más las cosas de esta vida?

1ª Corintios  6:4  Si, pues, tenéis juicios sobre cosas de esta vida, ¿ponéis para juzgar a los que son de menor estima en la iglesia?

2ª Corintios  13:1  Esta es la tercera vez que voy a vosotros. Por boca de dos o de tres testigos se decidirá todo asunto.

 

Reflexión para una pastoral práctica:

Cuando dos personas dicen haber estado hablando solas en un asunto que uno de ellos decide contar a otro lo que han estado hablando, el que los oye ya tiene una responsabilidad ante Dios y ante las personas.  Si no hace nada, es cómplice.  Es por eso que se nos enseña que cuando alguien nos va a contar algo debemos preguntarle si podemos hacer uso de esa confesión, si dice que no, entonces no oírla porque somos parte del problema y no de la solución.

 

Cuando a Salomón se le presentó el dilema respecto a quién era la verdadera madre de aquél niño, el mandó partir al niño a la mitad.

 

1º Reyes  3:25  En seguida el rey dijo: Partid por medio al niño vivo, y dad la mitad a la una, y la otra mitad a la otra.

1º Reyes  3:26  Entonces la mujer de quien era el hijo vivo, habló al rey (porque sus entrañas se le conmovieron por su hijo), y dijo: ¡Ah, señor mío! dad a ésta el niño vivo, y no lo matéis. Mas la otra dijo: Ni a mí ni a ti; partidlo.

 

Es por eso que cuando hay un caso de palabra contra palabra, el camino del medio es el de la sabiduría.  Si una de las partes en forma espontánea decide hablar y como en el caso no solo acusa sino que se inculpa, y no pone ninguna condición;  el líder que la oyó tiene que llevarla a decir eso ante las autoridades de la iglesia y ante la persona que es acusada para que pueda hacer su descargo.  Aceptar todo o parte de lo que se le acusa o negarlo todo, en ese caso por más crédito que tenga uno o ambos líderes hay que o creerle a las dos o no creerle a ninguna.  Comprometerse a orar para Dios que ha prometido que lo que se dice en oculto será publicado desde los techos, sea el que traiga a juicio el caso de pecado.

 

Necesitamos mucho amor, mucha paciencia y sabiduría para no entrar en terrenos en donde no se puede comprobar con testigos el caso que han traído, o tener elementos probatorios que permitan aclarar.

TRATO DE PALABRA CONTRA PALABRA
TRATO DE PALABRA CONTRA PALABRA
trato de palabra contra palabra.docx
14.3 KiB
49 Descargas
Detalles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.