No dejes de clamar

Predica domingo 2 de Abril

1°Samuel 7:8 “y le dijeron a Samuel: No dejes de clamar por nosotros al Señor nuestro Dios, para que nos libre del poder de los filisteos.

Lo que motivó el actuar de Dios fue la necesidad del pueblo y su clamor. En nuestro país y en el mundo, hay muchas manifestaciones de gente desesperada por diferentes motivos. El pueblo de Dios debe clamar porque Sus oídos están atentos a escucharnos. Lo que hizo el pueblo, no se trató de una charla o un pedido, sino un profundo clamor, esa fue la única forma que encontraron para expresar su necesidad vital. Su vida estaba en juego a causa de sus enemigos. Lo que provoca clamar a una persona, es el riesgo que corre su vida; muchos otros oran pidiendo una solución, pero tienen planes A,B,C…y su último plan es Dios.

Job 42:1 al 6 “Yo sé bien que todo lo puedes, que no hay nada que tú no puedas realizar…

En este versículo se observa que Job recién allí realmente conoció a Dios, el que todo lo puede, pero solamente después de la prueba lo pudo experimentar.

2° Corintios 10:5 “y desbaratar todo argumento y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y de llevar cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo.

Derribar argumentos que impiden que se podamos ver. Es un tiempo de la iglesia que debe clamar a Dios, sin Él no podremos vivir. Tampoco debemos tener pensamientos que no son suyos. Quiere manifestarse de una manera poderosa y que cada persona pueda decir: yo sé en quien he creído, el que me da más de lo que pido y siento.

Romanos 12:2 “y no adopten costumbres de este mundo, sino transfórmense por medio de la renovación de su mente, para que comprueben cuál es la voluntad de Dios, lo que es bueno, agradable y perfecto.

No debemos conformarnos con la moda, con las tendencias de pensamiento que dicen: la solución está en ti mismo,  porque la Biblia dice “Yo soy el camino, la verdad y la vida”. Dios desea que se renueven los pensamientos y sorprender cuan pronto responde al clamor. Hay que conocerlo en un nivel distinto.

Jeremías 33:3 “Clama a mí y yo te responderé, y te daré a conocer cosas grandes y ocultas que tu no conoces.

Él tiene cosas más grandes que lo que has experimentado todo este tiempo. Cuando todo está en juego, es el momento de clamarle, ¿Cómo vas a orar al Señor? ¿Cómo vas a animar a los demás a orar?

Dios quiere llevarte a ese conocimiento de sus caminos, que son más altos que los tuyos. No te conformes con migajas. Para acceder a las cosas grandes, necesitas clamarle a ÉL.

Javier Hernán Churruarín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.