Dar gracias en todo

Domingo 12/05/2019 Santa Cena Pr Javier Churruarin

• 1 Tesalonicenses 5:18 (NVI) (RVR)

En toda situación debemos dar gracias a Dios. Un corazón agradecido tiene poder. Que seamos agradecidos en todo es la voluntad de Dios.
Deléitate en lo que Dios hace y en lo que hacemos para Dios.
Dios se mueve cuando estamos en su presencia.

Agradecer a Dios por todo lo que nos permite hacer es Su voluntad.
Es un privilegio poder estar y participar en el servicio a Dios, en el área que sea, siendo parte de lo que Dios hace.

No menosprecies el servicio a Dios. Lo que hacemos para Él por más “pequeño” que sea es de bendición para nuestras vidas.
No somos agradecidos por lo que nos va a dar sino por participar en su voluntad.
Por favor, ABRA su corazón a la palabra GRACIAS.

El Señor quiere que le demos gracias!

El solo hecho de amanecer y respirar ya es un gran motivo para agradecer.
Necesitamos ser agradecidos al Señor porque Él nos cuida, aún a pesar nuestro.
Sean agradecidos dice el Apóstol Pablo.
A Dios le gusta! Seamos agradecidos para hacer su voluntad.
Un corazón agradecido abre un espacio a la provisión de Dios.

Jesús también oraba y decía:

• Mateo 15:36 (RVR)
Cristo nos deja un ejemplo. Aunque Él mismo es Dios ora agradeciendo por unos panecitos y unos pescaditos.

Podríamos pensar en nuestro trabajo y lo que tenemos y cómo agradecemos por lo más “pequeño” que tenemos.

Cuando Jesús oro por los panes y los peces no oro desde la necesidad ni desde la falta, Él ora desde un corazón agradecido.
Esa gratitud obró el milagro. Un corazón agradecido abre el milagro de Dios.
Gracias Dios por lo que hiciste!!!

Dios sobra y abunda sobre nuestras vidas por medio de la gratitud.
En lo poco que hacemos Dios prepara la bendición por medio de la gratitud.

En lo poco que hacemos Dios prepara la bendición por medio de la gratitud.

• Juan 11:41 (RVR)

Lázaro estaba enfermo y murió. Sus hermanas y él eran amigos de Jesús.
Cuando Jesús llegó, aparentemente tarde, le dijeron “nada de esto hubiera ocurrido si hubieses estado aquí”. Jesús les respondió “si crees veras la gloria de Dios”
Cuando abrieron la tumba Jesús le dijo al Padre yo te doy GRACIAS y el milagro sucedió: el muerto resucitó!!!!

Si tienes un corazón agradecido verás la gloria de Dios en tu vida.
Cuando dices Gracias Señor lo dices en fe para tu vida.
Si has venido con dolores o malestares da gracias y ve la gloria de Dios sobre y en ti.

Te invito a que te eleves sobre tus dolencias, tus enojos, frustraciones y des GRACIAS al Señor.


Lleva la presencia de Dios mediante la gratitud y que la gloria postrera sea mayor que la primera!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.