SOY UN CAUTIVO

Dice una frase conocida : “lo último que se pierde es la esperanza…”

“Vuelvan a su fortaleza, cautivos de la esperanza, pues hoy mismo les hago saber que les devolveré el doble.”
??Zacarías? ?9:12? ?NVI??

No se si lo último que se pierde es la esperanza o si lo primero que se nos diluye lo es, pero por momentos frente a lo pensado, planeado, esperado y vivido finalmente, siento que esa es solo una frase.

Dios viene a nosotros convocándonos a volver a nuestra fortaleza, no solo a LA FORTALEZA sino también a nuestra fortaleza.
O sea todo lo son aquellas cosas que son en nosotros inherentes a la naturaleza de esa fortaleza: pensamientos, conductas, valores, llamado, comisión, ministerios, nuestras fortalezas.
Y me da un estado en relación a la esperanza, no algo que quiero alcanzar sino a algo que soy:
Cautivo de esperanza.

Un cautivo es alguien que no tiene salida, no es dueño de nada, está dominado por quien o que lo cautivo.
Así los llama El, cautivos de su esperanza, llevados a experimentar la certeza de su fidelidad.
Pase lo que pase, en los momentos o caminos que vengan iremos llevados cautivos de su esperanza.
Lucharemos no por desear alcanzarla pues ya Simon y estamos en ella, cautivados en nuestros sueños, pensamientos, expectativas y planes.

Solo así podrás entrar en los tiempos que vendrán, tiempos de regocijo, tiempos de restauración soberana.

“ De lo que vendrá tú tienes el control, nunca pierdes el control…”

CCCC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.