APRENDE A ESCRIBIR TUS HERIDAS EN LA ARENA Y A GRABAR EN PIEDRA LOS FAVORES RECIBIDOS

Mateo 18:21-35
En el versículo 21 Pedro con su tolerancia en cero, impaciente, pregunta a Jesús:
21 Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete?
22 Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aún hasta setenta veces siete.

O sea hasta 490 veces, seguramente Pedro desilusionado por la respuesta del Señor, ya que debido a su intolerancia y su forma de ser, quería hacer justicia propia. Eso nos pasa, muchas veces a nosotros, en las distintas áreas de nuestras vida. Aún en el ministerio, queriendo cumplir con todo, nos ponemos ansiosos y descuidamos estar en paz con todos y en todo. Es decir, con todas las personas y en todas nuestras cosas, teniéndolas en condiciones y al día.

El Señor nos ayude a ser justos, como dice Jesús a continuación en los versículos 23-35:
23 Por lo cual el reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos.
24 Y comenzando a hacer cuentas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos
25 A éste, como no pudo pagar, ordenó su señor venderle, y a su mujer e hijos, y todo lo que tenía, para que se le pagase la deuda.
26 Entonces aquel siervo, postrado, le suplicaba, diciendo: Señor, ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo.
27 El señor de aquel siervo, movido a misericordia, le soltó y le perdonó la deuda.
28 Pero saliendo aquel siervo, halló a uno de sus consiervos, que le debía cien denarios; y asiendo de él, le ahogaba, diciendo: Págame lo que me debes.
29 Entonces su consiervo, postrándose a sus pies, le rogaba diciendo: Ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo.
30 Mas él no quiso, sino fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase la deuda.
31 Viendo sus consiervos lo que pasaba, se entristecieron mucho, y fueron y refirieron a su señor todo lo que había pasado.
32 Entonces, llamándole su señor, le dijo: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste.
33 ¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti?
34 Entonces su señor, enojado, le entregó a los verdugos, hasta que pagase todo lo que le debía.
35 Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas.

Palabras tan sencillas, pero contundentes del Señor aunque ya las conocemos y hasta de memoria, es muy saludable recordar que debemos perdonar, aunque no tuviéramos ninguna culpa.
ADEMAS NO NOS OLVIDEMOS que la falta de perdón afecta NUESTRA SALUD.

Dos amigos caminando por un desierto discuten y uno le da un golpe, y el herido escribe en la arena: mi mejor amigo me dió hoy un golpe.
Siguieron su camino, en un oasis se bañaron y el que recibió el golpe se ahogaba, su amigo le salvó. Entonces, el que se ahogaba escribió en una piedra: hoy mi mejor amigo me salvó la vida.
El amigo preguntó: “cuando te lastimé escribiste en la arena, y cuando te salvé escribiste en la piedra. ¿POR QUÉ?”
Y el amigo respondió: “Para que los vientos del perdón borren las heridas”.
Por esto, cuando alguien hace algo bueno por nosotros debemos escribir en piedra, para que ningún viento pueda borrarlo.

Aquí Lucas 17:3-4 confirma esto tan importante del perdón:
3 Mirad por vosotros mismos. Si tu hermano pecare contra ti, repréndele; y si se arrepintiere, perdónale.
4 Y si siete veces al día pecare contra ti, y siete veces al día volviere a ti, diciendo: Me arrepiento; perdónale.

Santiago 5:16
16 Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.

Esta es un área muy importante para una sanidad interior completa en nuestras vidas. Que el Señor nos auxilie con Su gracia, y que el Espíritu Santo nos guíe, dándonos humildad en todo.

Reflexión: Saber perdonar y saber pedir perdón.

Presbiterio CCCC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.