Una visión 2020

Cuando el oculista escribe que tenemos una “visión 20/20”, se está refiriendo a que tenemos buena visión y para ser exactos una buena agudeza visual.

Esto es la claridad o nitidez de la visión.
Cuando el médico aprueba una agudeza visual de 20/20, está diciendo, qué tan bien pueden ver los ojos un objeto a una distancia de examen que te califica como correcta o normal .

La claridad con que vemos lo que nos rodea, personas, situaciones, la obra, las metas, define además nuestra posición y decisiones a tomar, pues son resultado de la percepción de esos datos impactados en uno de los sentidos vitales para la sobrevivencia.

Una visión que influida puede llevarnos a errores profundos :
“Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría…”

Por eso este 2020 siento que debe ser un año de agudeza visual clara frente a lo que vemos en todas las áreas, que Dios trate con nosotros permitiéndonos aprobar para ver como Él ve y desea que las veamos.

Que la percepción de lo que ves sea real, para transformación, para progreso, para propósitos mayores.

“Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.”
Apocalipsis 3:18 RVR1960

Deseamos que Dios trate con nosotros en forma completa :
“Él, mirando, dijo: Veo los hombres como árboles, pero los veo que andan.”
“Luego le puso otra vez las manos sobre los ojos, y le hizo que mirase; y fue restablecido, y vio de lejos y claramente a todos.”
S. Marcos 8:24,25 RVR1960

Para no desviarnos, para no perder el tiempo:
“Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.”
2 Corintios 4:17-18

Para poder extendernos en el caminar en nuestras vidas y a través de nuestras generaciones, a un movimiento de hijos e hijas de Dios que lo vean más y más cerca.
¡Tan cerca que lo reciban en Su gloria en un abrazo eterno!

“Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.”
Hebreos 12:14 RVR1960

CCCC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.