Entendiendo este tiempo

Desde el inicio de esta situación epidemiológica pandemica, he estado en oración pensando y buscando una lectura más allá del día a día, que además cambia en cada puesta de sol. 
En primer lugar ver las capacidades humanísticas puestas en su plenitud.
 Resultantes en dimensiones de riqueza económica, en algunos,  florecientes ideologías olvidadas de Dios y lejanas cada vez más a El. 
 Con todo nuestro gran aprendizaje y habilidades acumuladas en ciencia, ingeniería, construcción y creación, Dios puede llevar al mundo a la total impotencia a través de un virus. 
 Un agente causal de todo este caos, tan pequeño, invisible y frágil frente a el mundo,  pero tan virulento para con el único ser vivo que lo sufre en estos niveles de pánico apocalíptico :
 EL SER HUMANO .
¿Donde está? ¿Donde están? 
 1 Corintios 1:19-20
Parece que todos hicieron caso a la orden epidemiológica “ quédese en su casa”. 
 Las voces de lo que se pueda saber cierto en el mundo natural como también espiritual están calladas,  hoy solo las consecuencias. 
 Veo en esto un previo aviso, un adelanto,en estos últimos tiempos, de la magnitud de lo que vendrá. 
¿Porque ? O ¿para que Señor? 
 2 Pedro 2:9
 Una de las palabras claves de el libro de Apocalipsis es : 

ARREPENTIOS

El llamado es claro y profético para toda la humanidad, más aún pensando en primer lugar a quienes eran dirigidos los mensajes del libro de Juan, la iglesia. (Lc 13:3)

Una conclusión Biblica : 
 “Ahora pues, arrepiéntanse de sus pecados y vuelvan a Dios para que sus pecados sean borrados.”
 “Entonces, de la presencia del Señor vendrán tiempos de refrigerio y él les enviará nuevamente a Jesús, el Mesías designado para ustedes.”      (Hechos? ?3:19,20? ?NTV??) 

CCCC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.